Georadar (GPR)


Se trata de un método de prospección geofísica basado en la emisión de impulsos electromagnéticos de corta duración en la banda de frecuencias de UHF-VHF (entre 20 MHz y 2.5 GHz). Gracias a un transmisor, se genera un tren de impulsos, es decir, de ondas EM que, al atravesar diferentes capas del subsuelo, provoca una reflexión de parte de la energía del frente de onda. El receptor detecta entonces estas reflexiones, generando un registro o imagen bidimensional "profundidad-distancia" del subsuelo, a lo largo de toda la línea de desplazamiento de la antena.

Aplicaciones principales:

  • Detección de tuberías de agua y gas, cables eléctricos y telefónicos.
  • Localización de galerías de alcantarillado.
  • Localización de oquedades en el terreno.
  • Estudios geotécnicos.
  • Estudios en sondeos para determinación de fracturas y cimentaciones.
  • Exploración geológica.
  • Investigación de glaciares.
   
 
  • Espesor de la nieve acumulada.
  • Estudios de capas sedimentarias.
  • Estudios no destructivos de estructuras de hormigón.
  • Inspección de tableros de puentes.
  • Localización de barras de refuerzo en estructuras de hormigón.
  • Inspección de suelos, forjados, cubiertas, etc.
  • Inspección de las paredes de los túneles.
 
  
 
  • Localización de huecos en paredes y pantallas de hormigón.
  • Localización de tanques y depósitos enterrados.
  • Localización de cuerpos enterrados.
  • Delimitación de zonas de enterramiento.
  • Localización de obuses, minas y granadas enterradas.
  • Búsqueda de armas escondidas.
  • Medida en continuo (con las antenas montadas en vehículo) del espesor de las capas de asfalto y hormigón que forman el pavimento de las carreteras con fines de control de calidad.
  • Delineación de los límites de vertederos.
  • Estudios de contaminación de suelos.
  • Inspección de geotextiles.
  • Arqueología.